25N En el día de la No violencia contra las mujeres: por los derechos de las niñas y adolescentes, un programa de la clase trabajadora

A propósito del 25 de noviembre, día de la No violencia contra las mujeres, damos cuenta de la violencia estructural, sistemática y recurrente de la que son objeto las niñas y adolescentes.

Autor: Comisión de la Mujer – Partido Socialista de los Trabajadores Colombia

Las cifras de la infamia:

Según la UNFPA de los 634 millones de habitantes de América Latina, 57 millones son niñas y chicas adolescentes de entre 10 y 19 años, que viven mayoritariamente en ciudades. De ellas sólo el 78% logran terminar la secundaria, esto es grave si se tiene en cuenta que por cada año menos en la escuela sus ingresos durante toda la vida pueden ser de un 10 al 20% menores, y en cambio la posibilidad de sufrir todo tipo de violencias aumenta.

Existen el mundo 74 millones de jóvenes sin empleo (13%), 30 a 70% de los restantes dependen de la economía informal, situación que es peor en el caso de las mujeres y los negros. En Colombia el desempleo juvenil es el 19% en mujeres vs 12% en los hombres, además en Latinoamérica se estima que sólo el 29% de las jóvenes trabajadoras cotizan para algún sistema de pensiones.

Una de cada 5 chicas a los 19 años es madre o ha estado embarazada, en Colombia uno de los países con mayor embarazo en adolescentes aumenta el número de maternidades en niñas de 10 a 14 años. Actualmente nacen al día 18 hijos de madres- niñas, la mitad de las cuales estaban en uniones maritales tempranas con sujetos al menos 11 años mayores. La condición empeora en las niñas de medios rurales.

El matrimonio infantil, la mutilación genital femenina existen y no sólo en África sino acá mismo en Colombia, donde las niñas indígenas son sometidas aún a estas prácticas a pesar de los programas para erradicarlas.

Podríamos llenar varios folios con cifras semejantes que dan cuenta de la situación agobiante de las niñas y adolescentes, eso es lo que hacen agencias gubernamentales, la ONU, la OMS, sin que sus declaraciones y datos que se convierten en fríos números sin rostro, contribuyan a resolver la situación, pondremos un ejemplo sencillo y cotidiano y proponemos medidas reales.

Un ejemplo: la exclusión por la menstruación

Algo tan simple como tener la menstruación es un verdadero calvario para miles de mujeres y niñas pobres en el mundo. Un artículo publicado en HuffingtonPost en septiembre de 2015[i], da una mirada general sobre una de las formas más comunes y la vez desconocidas de segregación de las mujeres, y en particular de las niñas y adolescentes, las cuales ante la falta de acceso a productos sanitarios están expuestas a infecciones, y dejan de asistir a la escuela hasta una semana al mes.

Además del problema higiénico, también son oprimidas y segregadas por creencias culturales negativas sobre el cuerpo de las mujeres y en especial sobre la menstruación, aún entre nosotros no es raro considerar que la sangre menstrual es sucia o impura. Este problema afecta a cientos de niñas en Colombia y el mundo, en particular en las comunidades indígenas y afros[ii].

Llama la atención que en el informe presentado se destacan las mujeres sin techo en los Estados Unidos, dado que los productos femeninos son de los más caros, de hecho existen ONG´s que reparten toallas entre el creciente grupo de indigentes que se estima en más de 2,5 millones de personas, 49% mujeres. La crisis económica profundiza las desigualdades de clase y sus consecuencias las sufren más gravemente las mujeres y las niñas.

Alternativas ecológicas y económicas como la copa menstrual son poco conocidas y no se difunden, priman los intereses de las grandes compañías de productos higiénicos por encima de la salud de las mujeres y del medio ambiente.[iii] El proyecto de reforma tributaria que posiblemente aprobará el congreso colombiano, considera los productos de higiene femenina como “lujos” y los gravará con un impuesto del 19%.

Por los derechos de las niñas y adolescentes: un programa de la clase trabajadora

No serán la ONU ni sus dependencias quienes con la política del empoderamiento, los préstamos o las limosnas logren solucionar la grave situación en la que viven miles de niñas y adolescentes. Los esfuerzos por lograr una supuesta equidad de género promoviendo el endeudamiento de las mujeres con créditos especiales, o los programas de asistencialismo, sólo serán paños de agua para una sociedad capitalista en crisis.

Esa crisis que se ensaña con los más débiles y los más marginados, únicamente se puede resolver en una sociedad sin clases, la sociedad socialista, pero entretanto es necesario que la clase trabajadora de conjunto abandere las luchas y reivindicaciones que son urgentes para preservar la vida y la dignidad de las más jóvenes.

Contra la violencia sexual infantil dentro y fuera del hogar

Centros de atención a la violencia con presupuesto y personal suficientes

Contra la comercialización del cuerpo de las niñas y adolescentes

Acceso a servicios de salud sexual y reproductiva que incluya anticoncepción y aborto para las adolescentes

Educación sexual desde la infancia con enfoque diferencial

Medidas reales contra la lesbofobia y la bifobia en las escuelas y colegios

Contra el matrimonio infantil y sus formas veladas de legalización

Igual derecho a la educación para niñas y adolescentes con garantías de no deserción

Acceso gratuito a productos de higiene menstrual con énfasis en alternativas ecológicas y seguras

Permiso laboral remunerado para poder estudiar

Subsidio especial para las madres jóvenes además de licencia de maternidad y lactancia remuneradas

Por una política de erradicación del trabajo infantil, al tiempo que se garantice el ingreso para las familias

Garantías para el derecho al juego y la recreación de acuerdo a la edad

Contra la epidemia de desnutrición, comedores comunitarios gratuitos con presupuesto y cobertura suficiente para la infancia y la adolescencia.

 

 

[i] http://www.huffingtonpost.es/2015/09/30/menstruacion-mujeres-mundo_n_7807908.html

[ii] http://www.elespectador.com/noticias/nacional/menstruacion-segun-indigenas-ticunas-articulo-634945

[iii] http://menstrualhygieneday.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.